Libertinaje que arrastras mi razón
en busca de tu huella, aria salvaje
que enreda melodía encadenada.
Toma mi mano y llévame a tu morada,
lugar incierto de invisible aroma a piel
desnuda y alma de luna llena.
Juegas con las palabras y el azar,
heroico juego de adultos en una
sinfonía de esquivos relatos de amor.
Lléname de tus besos, pétalos de rosa
en cuencos de diamante y plata, mesa
nupcial de amantes correspondidos.
Hablemos de poesía al nacer el alba,
sábanas de seda y nácar escondidas
en aquel laberinto de abrazos furtivos.
Muévete en requiebros a mi alrededor,
sabor intenso creado a costumbre y
razón, ascuas y rescoldo enamorado.
Ven a mi puerta y
pasa a mi interior,
siéntate a mi lado,
detente en mis ojos
sin pensar,
vuela libre y
escribe versos
de pasión,
donde construir cielo y tierra
se convierta en misión
de eterno sentido.
Y allí,
tierra de sueños y encantamiento,
amaré tu sonrisa etérea,
canción escrita
a pluma y tintero
por manos libertarias…

Si te apetece compartir...Tweet about this on Twitter2Share on Facebook68Pin on Pinterest1Share on Google+1Email this to someone